Índice Mundial de Innovación 2021: las inversiones en innovación se muestran resilientes

Suiza, Suecia, los Estados Unidos de América, el Reino Unido y la República de Corea lideran la clasificación

El Índice Mundial de Innovación 2021 mostró que los gobiernos y las empresas de muchas partes del mundo aumentaron sus inversiones en innovación en medio de las enormes pérdidas tanto económicas como de vidas humanas provocadas por la pandemia de COVID-19, lo que refleja que cada vez hay más conciencia de la importancia que tienen las nuevas ideas para superar la pandemia y garantizar el crecimiento económico después de esta.


La producción científica, el gasto en investigación y desarrollo (I+D), la presentación de solicitudes de derechos de propiedad intelectual y las operaciones de capital riesgo siguieron creciendo en 2020, sobre la base de los buenos resultados anteriores a la crisis. En particular, los gastos en I+D mostraron más resiliencia durante la recesión económica derivada de la pandemia que en depresiones anteriores.


Sin embargo, los efectos de la crisis han sido muy desiguales entre los distintos sectores, como pone de manifiesto el Rastreador de la innovación mundial, la nueva sección del Índice Mundial de Innovación. Las empresas entre cuyos productos se encuentran el software, las tecnologías de Internet y las comunicaciones, los sectores del hardware y los equipos eléctricos, y los productos farmacéuticos y la biotecnología aumentaron sus inversiones en innovación e incrementaron sus gestiones en materia de I+D. Por el contrario, el rastreador mostró una reducción de los desembolsos efectuados por las empresas de los sectores más afectados por las medidas de contención contra la pandemia y cuyos modelos de negocio se basan en actividades presenciales, como el transporte y los viajes. El Índice Mundial de Innovación 2021 evidencia que el progreso tecnológico de vanguardia ofrece grandes perspectivas y el mejor ejemplo de ello ha sido el rápido desarrollo de las vacunas contra la COVID-19.


Según el director general de la OMPI, Daren Tang, “la edición de este año del Índice Mundial de Innovación nos muestra que, a pesar de los graves efectos que la pandemia de COVID-19 ha tenido en las vidas y los medios de subsistencia, muchos sectores han demostrado una resiliencia notable, especialmente los que han apostado por la digitalización, la tecnología y la innovación. El mundo quiere recuperarse de la pandemia y sabemos que la innovación es fundamental para superar los desafíos comunes que enfrentamos y construir un futuro mejor. El Índice Mundial de Innovación es una herramienta única a fin de orientar a los encargados de la formulación de políticas y a las empresas para trazar planes que nos permitan salir fortalecidos de la pandemia”.


En su clasificación anual de las economías del mundo en cuanto a capacidad y producción en materia de innovación, el Índice muestra que dicha clasificación está dominada de forma sistemática por unas pocas economías, en su mayoría de ingresos altos. Sin embargo, algunas economías de ingresos medianos como China, Turquía, Vietnam, la India y Filipinas están ganando terreno y cambiando el panorama de la innovación.


Suiza, Suecia, los Estados Unidos de América y el Reino Unido siguen liderando la clasificación de la innovación, y todos ellos se han situado entre los 5 primeros en los últimos tres años. La República de Corea entra en 2021 por primera vez entre los 5 primeros clasificados, mientras que otras cuatro economías asiáticas figuran entre las 15 primeras, a saber: Singapur (8), China (12), Japón (13) y Hong Kong (China) (14).


América Latina y el Caribe

Chile (53) ocupa el primer lugar de la región, seguido de México (55) y Costa Rica (56). Solo Chile, México, Costa Rica y el Brasil (57) se encuentran entre los 60 primeros. A excepción de México, pocos países han conseguido ascender sistemáticamente en la clasificación en los últimos diez años.


Once economías de la región ascienden en la clasificación, entre las que destacan las subidas de la Argentina (73), el Paraguay (88) y el Ecuador (91). El Brasil escala cinco posiciones y consigue su mejor clasificación desde 2012; junto con el Perú (70), supera por primera vez las expectativas en materia de innovación. El Brasil acoge asimismo el único polo de ciencia y tecnología de América Latina que se encuentra entre los 100 más importantes, el de Sao Paulo, que ocupa la 66.ª posición.


Chile tiene el sistema de innovación más equilibrado y está bien clasificado en indicadores como gasto en programas informáticos, matriculación en educación terciaria y nuevas empresas. El Brasil tiene buenos resultados en pagos de propiedad intelectual y participación electrónica; el Perú es el líder en préstamos brutos de microfinanciación y Costa Rica en exportación de servicios culturales y creativos.


Perú

  • Perú se desempeña mejor en insumos de innovación que en resultados de innovación en 2021.

  • Este año Perú ocupa el puesto 52 en insumos de innovación, más alto que el año pasado pero más bajo que 2019.

  • En cuanto a productos de innovación, Perú ocupa el puesto 82. Esta posición es más alta que la de 2020 y 2019.

  • Perú ocupa el puesto 19 entre los 34 grupos de ingresos medios altos economías.

  • Perú ocupa el 7 ° lugar entre las 18 economías de América Latina y el Caribe.

Economías del grupo de ingresos medianos altos

Perú se desempeña por encima del promedio del grupo de ingresos medios altos en cuatro pilares, a saber: Instituciones; Capital humano e investigación; Sofisticación del mercado; y sofisticación empresarial.

Latinoamérica y el caribe

Perú se desempeña por encima del promedio regional en cinco pilares, a saber: Instituciones; Capital humano y investigar; Infraestructura; Sofisticación del mercado; y sofisticación empresarial.


Nuevas conclusiones en el Índice Mundial de Innovación de 2021

  • Las inversiones en innovación alcanzaron un máximo histórico antes de la pandemia, con un crecimiento excepcional del 8,5% en 2019.

  • Las asignaciones presupuestarias de los gobiernos de los países que más gastan en I+D y de los que se dispone de datos mostraron un crecimiento continuado en 2020. Las empresas que más gastan en I+D en todo el mundo incrementaron su gasto en I+D en torno al 10% en 2020, y el 60% de las empresas que hacen un uso intensivo de la I+D registraron aumentos.

  • Los acuerdos de capital riesgo aumentaron un 5,8% en 2020, superando la tasa de crecimiento media de los últimos diez años. El fuerte crecimiento en la región de Asia y el Pacífico compensó con creces los descensos en América del Norte y Europa. África, y América Latina y el Caribe también registraron aumentos de dos dígitos. Las cifras del primer trimestre de 2021 indican que la actividad de capital riesgo será aún más intensa este año.

  • La publicación de artículos científicos en todo el mundo aumentó un 7,6% en 2020.

“Entre las conclusiones principales del Índice Mundial de Innovación 2021 destacan notablemente los cambios que se están produciendo en las economías que ocupan las primeras posiciones. Además del salto espectacular de la República de Corea (del puesto 10.º al 5.º), se confirman los avances alcanzados el año anterior por Francia (11) y China (12), que están llamando a las puertas de los diez primeros puestos del Índice. Estos tres ejemplos resaltan la importancia que siguen teniendo las políticas gubernamentales y los incentivos para estimular la innovación. En conjunto, la COVID no alteró las tendencias observadas en el bienio 2019-2020, ya que las empresas innovadoras siguieron contando con una financiación (pública y privada) relativamente abundante, incluso fuera de los ámbitos de la salud y las biociencias”, afirma Bruno Lanvin, miembro académico destacado del INSEAD y coautor del informe.


El informe completo puede ser leído AQUÍ:


Fuente: OMPI

10 vistas